Las comuniones tienen ese algo especial... que hace que todo gire en torno al niño o niña, auténtico protagonista de ese día... una época tan especial... algunos dicen que es recibir a Dios en su corazón, otros dicen que es madurar, otros dicen que simplemente es el paso a una etapa nueva, sea como sea, es un cambio, y ese cambio hay que recordarlo, y celebrarlo!

Cada vez nos esforzamos más en prepararlo todo, cada vez se celebran más y mucho más a lo grande! y es algo que debería seguir creciendo, a mi me encanta, nuestros pequeños, ya no tan pequeños, se merecen todo, recordándoles que, aunque no son tan niños ya... siguen siendo el motor de nuestras vidas, nuestro centro.

Inmortalizar esa etapa de sus vidas, es una gran responsabilidad para mi, por eso no solo me baso en el día de su comunión o en los vestidos y trajes, personalizo cada sesión para cada niño, en su lugar preferido, con su ropa preferida e incluso me encanta hacerles un pequeño vídeo, para que cuando crezcan y lo puedan ver todo, se vean a ellos mismos, no solo en una iglesia, sino en esa etapa, tal vez, la más feliz de sus vidas.

entrar
contenidos © Sideral 1982creado en Bluekea